Un ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) es una medida definida en el artículo 47 del Estatuto de los Trabajadores, en su artículo 47.

Es un mecanismo legislativo temporal que permite a las empresas:

  1. Suspender temporalmente los contratos de trabajo
  2. Acortar temporalmente la jornada laboral de sus trabajadores; Cuando concurran motivos fiscales, operativos, tecnológicos o de eficiencia debidamente legítimos (ERTE por motivos razonables) o una condición de fuerza mayor (ERTE por fuerza mayor) que lo justifique.

Un ERTE tiene como objetivo aliviar la condición desfavorable de una empresa eximiéndola de pagar una compensación total o parcial a los empleados afectados por la iniciativa.
Ampliación de situaciones en las que la ERTE puede ser convocada por causas de fuerza mayor. 

Simplificando y minimizando la terminología para el manejo de un ERTE, tanto ordinario como de fuerza mayor. 
Deducciones del seguro de ingresos de los empleadores. Universalización de la compensación por desempleo.

El seguro de desempleo que reciben los trabajadores no destruiría su derecho a una compensación potencial a la que de otro modo tendrían derecho en caso de un posible despido futuro.

¿Situación de España respecto a ERTE?

El gobierno, sindicatos y empresarios decidieron el jueves, después de varios días de conversaciones, prolongar el sistema de licencias ERTE para las empresas afectadas por la crisis del coronavirus hasta el 30 de septiembre. Esta es la segunda vez que se extiende el programa y se esperaba que expirara el 30 de septiembre.

Si bien la advertencia ha llegado a su fin, se seguirán ofreciendo concesiones a las empresas y gran parte de las disposiciones del esquema existente permanecerán en vigor, como la prohibición de contratar personal nuevo.

Las empresas no podrán despedir personal con fines válidos durante el próximo mes ni podrán levantar la moratoria del empleo temporal. Además, se seguirá proporcionando compensación por desempleo a los trabajadores en un ERTE.

Una vez aceptado el Real Decreto, ¿en qué situaciones pediré un ERTE por fuerza mayor?

Fuerza mayor ERTES puede ser presentada por empresas en las que la pérdida de contratos de trabajo o la restricción de horas de trabajo se desencadena específicamente por el efecto inmediato en COVID-19, incluidos los pasos reglamentarios introducidos después de una declaración de estado de alarma.

  • No suspender o posponer operaciones
  • Lugares públicos parcialmente cerrados
  • Restricciones al transporte público, privado o de mercancías
  • Falta de insumos que obstaculicen la producción normal de la actividad
  • El real decreto agilizó la tramitación de algún tipo de ERTE, habitual o por fuerza mayor.

Al igual que con ERTES de fuerza mayor, elimina la necesidad de negociar con miembros legítimos de los trabajadores. 

La producción de este tipo de ERTE está sujeta a los siguientes pasos, siendo la fecha de vigencia la del suceso causal. 

Resolución de la Autoridad Laboral dentro de los 5 días posteriores al examen de la Inspección de Trabajo y Bienestar Social, si es necesario. 

En cuanto a la tramitación de los ERTE Ordinarios, el RD ha simplificado todo el trámite, que ahora es el siguiente:

  • Presentación de la empresa. Casi al mismo tiempo, se notifica al personal afectado y se le proporcionan los documentos necesarios.
  • Establecimiento de un cuerpo democrático de empleados dentro de los 5 días.
  • Tiempo de consulta entre miembros de la empresa y empleados por una duración acumulada de siete días.
  • Una notificación de la Inspección de Trabajo y Previsión Social, dentro de los 7 días, si es

¿Qué haría si estoy en posesión de niños o tengo una familia necesitada, impidiéndome trabajar al mismo tiempo y cuidarlos?

A los empleados que tengan personas que dependan de ellos para recibir tratamiento o apoyo, como niños pequeños o familiares, se les permitirá cambiar y / o acortar su jornada laboral, siempre que puedan demostrarlo.

¿Qué sucede si una empresa se disuelve antes o después de un estado de alerta?

En cada una de estas situaciones, antes de la conclusión del proceso de alerta, se suspende el plazo legal para que los directores convoquen a la junta general de accionistas para dictar los pasos requeridos.

¿El COVID-19 excluirá el cumplimiento de los contratos privados?

Sí, en situaciones donde el objeto del acuerdo esté prohibido, restringido o limitado por razón de la declaración del estado de alarma y las medidas adoptadas para combatir el COVID-19. Dado que esto representará un hecho imprevisto o imprevisto, será necesario recurrir a la fuerza mayor (Art. 1105 Código Civil) o la disposición «rebus sic stantibus» (según corresponda a los Tribunales Jurídicos españoles vigentes) para intentar y asegurar un acuerdo, revisión o terminación de un acuerdo establecido de conformidad con cualquiera de dichas condiciones.

¿En qué se diferencian las razones de fuerza mayor y el «rebus sic stantibus»?

Si el motivo de fuerza mayor requiere la excepción o restricción de la responsabilidad contractual de la parte que no puede cumplir con sus obligaciones, incluida la terminación del trato, la disposición «rebus sic stantibus» tiene como objetivo reequilibrar las ventajas entre las partes, teniendo en cuenta la disparidad y desequilibrios que genera en uno de ellos la situación actual.

¿Qué exenciones recibirán las empresas?

En el caso de ERTE absolutos por causas de fuerza mayor, donde todos los empleados son despedidos, las empresas con menos de 50 trabajadores obtendrán deducciones fiscales del 70% en julio, 60% en agosto y 35% en septiembre. Si una organización tiene más de 50 empleos, será liberada en julio para pagar el 50 por ciento de los pagos de los contratistas, en agosto el 40 por ciento y en septiembre el 25 por ciento.

¿Se pagaría el desempleo a los empleados de la ERTE?

Sí, todos los afectados serán elegibles para facturar por desempleo, pero no han indicado el tiempo mínimo aplicable para hacerlo.

Personal incluido en un ERTE, ¿puede optar a la prestación por desempleo de forma individual?

No. La organización utiliza el modelo facilitado en la página web del Sector Público de Empleos del Estado (SEPE), para extender de manera conjunta la indemnización por desempleo a todos los empleados involucrados en la ERTE.

Si la empresa solicitó un ERTE al inicio de la crisis con fines de desarrollo y finalmente se convirtió en fuerza mayor, ¿debería modificarse el ERTE?

No, por fuerza mayor debe desistir de la propuesta de ERTE y presentar una nueva. Se advierte desde el sitio web oficial del ministerio que el retiro se transmita a través del Registro General de la Administración Central.

¿Cuál es la duración de las medidas de protección del desempleo?

En cuanto al período de desempleo se distinguen dos condiciones:

  • Medidas de despido reguladas en el marco del artículo 22 (Real Decreto-ley 8/2020) – el plazo máximo por fuerza mayor sería el del estado de excepción.
  • Medidas de retención de empleo reguladas de conformidad con el artículo 23 (Real Decreto-Ley 8/2020) – por motivos ETOP inducidos por COVID-19, se impondría al empresario su plazo acumulativo hasta la fecha.
¿Qué pasa con los contratos temporales estando en ERTE?

La fecha de vencimiento de los contratos temporales, incluidos los contratos de preparación, traspaso y reemplazo, permanecerá vigente hasta septiembre. De hecho, esto asegura que, aunque el contratista no quiera hacerlo, dichos términos continuarán hasta esa fecha.

¿Qué efectos tiene el ERTE en las personas trabajadoras?

Las personas trabajadoras afectadas por la ERTE podrían investigar la indemnización por desempleo, aunque carecen del período mínimo aceptable de ocupación.

En tales situaciones, el tiempo en el que se recibe el monto contributivo de la compensación por desempleo para estos ERTE no contribuiría a los resultados de los tiempos de ingresos estatutarios definidos constitucionalmente.

En cuanto a fuerza mayor derivada de COVID-19, ¿cuyas actividades pueden y no pueden levantar el ERTE?

Por fuerza mayor presentarán ERTE:

  • Cualquier negocio cuyo funcionamiento no sea posible con una decisión de la Administración Pública tan pronto como después de la declaración del estado de emergencia.
  • Causas excepcionales e inmediatas por prevención de enfermedad o aislamiento (declaradas por las autoridades sanitarias).
  • Toda persona que se vea obligada a suspender su trabajo será tratada como consecuencia del cierre de locales de transporte público, restricciones en el transporte público o falta de suministros que obstaculicen gravemente la continuación de la operación, dado que estos detonantes son consecuencia directa de COVID. -19.

¿Cómo se obtiene un ERTE?

Se le informará al empleado que se está introduciendo el plan y la buena noticia es que el trabajador no tiene nada que ver con él. 

La organización está legalmente obligada a presentar una solicitud dentro de los 5 días a la Autoridad Laboral. Luego, la Autoridad Laboral sancionará el procedimiento para determinar cuándo vencen las prestaciones por desempleo.

¿Cuando terminaría el ERTE?

El plan ERTE se prorrogó ahora hasta el 30 de septiembre. Si el negocio parece imposible sobrevivir a la explosión y quebrar, entonces el ERTE puede traducirse en un ERE – salvación social.

Si necesitas ponerte en contacto con algún Abogado Laboralista, puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.

Deja una respuesta