Recuperar datos de disco duro externo

Recuperar Datos de Discos Duros Externos

Los discos duros externos son herramientas cada vez más populares para cualquier tipo de usuario, desde el que requiere espacio extra para almacenar vídeos, fotografías y juegos, pasando por los profesionales que trabajan con archivos pesados y requieren más espacio para almacenar su portafolio hasta empresas que confían en estos prácticos dispositivos para compartir y almacenar información.

Recuperación de Datos de Discos ExternosEl problema es que pocas veces se hacen respaldos de la información que contienen los discos duros externos y cuando hay un fallo, comienzan los problemas. Dependiendo de la causa del desperfecto, puede ser posible recuperar estos archivos; aunque esto implique llamar a una empresa dedicada a la recuperación de datos de discos duros externos.

¿Por qué se dañan los discos duros externos?

Hay distintas causas que pueden afectar el funcionamiento de un disco duro externo. Existen dos tipos de daños que pueden sufrir: físicos, es decir, que alteran directamente la estructura del dispositivo y lógicos, que afectan los componentes internos, relacionados con su capacidad de almacenar datos. Los discos duros externos son dispositivos más o menos delicados, que no están hechos para ser movidos o manipulados bruscamente, además deben resguardarse de cambios de temperaturas y humedad.

Altas temperaturas

Los fabricantes recomiendan colocar los discos duros en superficies planas, lisa y bien ventiladas para que el aire circule correctamente. Es necesario alejarlos de fuentes de calor, pues esto puede alterar los componentes del disco.

Golpes

Esta es una causa clásica de discos duros dañados. Los golpes, ocasionados por caídas o movimientos bruscos afectan los componentes físicos del disco. Pueden aflojar los conectores, romper los cabezales y más. Es mejor manipular o trasladar lo menos posible los discos duros externos y si lo haces, tener mucha precaución.

Cortes de energía repentinos

Utiliza un regulador de energía, pues este absorbe cualquier oscilación violenta de energía. Cuando la electricidad se suspende súbitamente, el disco duro sigue girando por inercia a alta velocidad y el lector puede causar daños.

Virus o malware

No hay mucho que agregar sobre esto, sólo que debes tener cuidado con la información que descargas a tu disco duro externo y de donde proviene, pues el software malicioso puede encargarse de afectar los datos que están alojados en el disco duro externo.

Corrupción de datos

Las causas pueden ser variadas, pero evita el acceso a los datos almacenados.

¿Cómo saber cuál es el problema?

Los discos duros externos son, básicamente, un disco duro común y corriente que está equipado con un conector especial, que convierte el SATA del disco en un USB u otro puerto. Además, tiene una carcasa que lo protege y permite su traslado con comodidad. Es importante conocer esto pues estos componentes extra son los que suelen fallar.

Los fallos de los discos duros externos suelen ser de dos tipos: físicos y lógicos. El primer paso para hacer un diagnóstico de los problemas del disco duro comienza revisando los cables que lo conectan al ordenador, intercambiándolos por otro de ser posible.

Es importante notar si al encenderlo el disco emite ruidos muy fuertes, si gira o no, si está estático o si da algún error en pantalla. Si el disco está completamente estático y silencioso, revisa el cable de alimentación. Debe estar bien conectado y en perfecto estado. Prueba cambiándolo para descartar fallos del cable. Si sigue sin funcionar, conéctalo en otro ordenador, pues el problema puede estar el ordenador.

Si al encender el disco escuchas sonidos extraños, es posible que el problema sea mecánico. Esto puede abarcar problemas de lectura del cabezal, platos dañados, entre otros. Otro problema puede estar relacionado con la placa lógica del disco. Este tipo de problemas debe ser atendido por una empresa de recuperación de datos de discos duros externos, quienes puede salvar los datos almacenados y quizá reparar el disco.

¿Qué hacer para recuperar los datos de un disco duro externo?

Si el problema no es algo sencillo, que puedas resolver directamente (por ejemplo, cambiando el cable de alimentación) te recomendamos acudir directamente a una empresa profesional que se encargue de recuperar datos. Esto es porque cada cosa que intentes, desde formatear, reparar, copiar y borrar van a afectar la estructura lógica del disco y podrías estar desperdiciando la oportunidad de recuperar la información, esto sobre-escribe los sectores y hace que la tarea de recuperación más complicada.

Hay distintos programas que pueden ofrecer reparar las tablas de particiones dañadas o hacer una lectura por bit para recuperar la información, sin embargo, no recomendamos hacer esto pues es posible que pierdas completamente los datos almacenados. Arriésgate sólo si sabes lo que haces y tienes la información más importante respaldada.

Evita hacer uso de remedios caseros, como congelar el disco. Esto, lejos de ayudar a corregir la estructura de los platos, puede causar daños irreparables. No vale la pena el riesgo, es mejor acudir directamente a profesionales. Si un disco duro presenta algún problema y luego sigue funcionando, te recomendamos hacer un respaldo y revisarlo, pues esto puede ser un síntoma de que algo no está bien.

Es importante destacar que el servicio de recuperación de datos no siempre logra su cometido al 100%, pues es posible que algunos sectores donde se almacene la información estén destruidos en su totalidad. Es por esto que resulta importante solicitar el respaldo de una empresa de recuperación de datos de confianza ante el primer signo de problemas y hacer respaldos continuos de la información para evitar futuros dolores de cabeza.

Deja un comentario