Junghans

Los Mejores Relojes de Mujer Junghans

Junghans Uhren GmbH es hoy por hoy la mayor fábrica de Relojes de mujer de Alemania. Esta empresa está ubicada desde sus inicios en Schramberg, Baden-Württemberg, desde el 15 de abril de 1861, cuando Erhard Junghans, fundó la fábrica «Junghans und Tobler», en asociación con su cuñado, Jakob Zeller-Tobler, aunque esta unión duró muy poco; sin embargo, esta historia de éxito empresarial, comenzó en la Selva Negra y es realmente una leyenda dinámica y fascinante de la industria relojera alemana.

Reloj Junghans para Mujeres modernas

Erhard, decide contratar a su hermano menor Franz Xaver, quien trabajaba en el oficio de carpintero en Estados Unidos y quien estudiaba el mecanismo de la “cinta trasportadora” aplicada en Norteamérica en las fábricas de relojes.

En sus inicios, se dedicó a la fabricación de pendulos. Ya En 1866, contando con apenas 72 trabajadores, lanzan al mercado los primeros Relojes de mujer con una fabricación promedio de 72 unidades por semana.

Desde hace más de 150 años, la marca de Relojes Junghans ha sido símbolo de un de innovaciones asociadas a la calidad, la fiabilidad, el entusiasmo y sobre todas las cosas, la precisión; logrando nuevas tecnologías estando en continuo desarrollo para conservar su filosofía empresarial: combinar ideas orientadas al futuro con la búsqueda de la precisión.

La empresa Relojes Junghans es realmente un lugar rico en tradiciones, conservado hasta hoy como su lugar de emplazamiento. En sus inicios, la empresa se dedicaba a la fabricación de piezas separadas para la producción de Relojes de mujer; en el año 1866 se construyeron y montaron los primeros relojes por los relojeros de Junghans.

El símbolo de la marca Junghans, es una estrella de 8 puntas y ya en el año 1890, Junghans entró en la era de las patentes y procesos que lograron para la empresa las mejores características de calidad y fabricación. De esta forma, los Relojes Junghans se convirtieron en el catálogo de relojes de mujer accesibles para todas las personas y lograron un gran popularidad a nivel mundial.

Ya en el año 1903, Junghans empleaba a 3.000 trabajadores, vendía 3 millones de relojes al año y era la fábrica de relojes más grande del mundo.

En la década de los años 30, se fabricaron los primeros modelos de la legendaria línea Meister, considerados los relojes más elegantes de cualquier hogar.

Los años 50 ocupan un lugar importante en la larga historia de la empresa, porque Relojes Junghans se convirtió en el mayor fabricante de cronómetros de Alemania.

100 aniversario de los Relojes Junghans

En el 100 aniversario de la empresa, celebrados en el año 1961, «Uhrenfabriken Gebrüder Junghans A.G.» sentó nuevas bases en la producción de relojes hombre.

Diariamente, 6.000 trabajadores trabajan en base al catálogo relojes de mujer: fabricaban 5.000 relojes mujer de pulsera, más de 10.000 despertadores, así como 5.000 relojes de cocina y de comedor, que se exportaban a más de 100 países.

No obstante, a Junghans le preocupaba la tradición y el avance técnico continuo, lo cual se intensificó con el diseño de Max Bill a partir del año 1956. De esta colaboración nació una colección de relojes de hombre legendaria, que ha avanzado hasta el moderno clásico del diseño.

Los toques de diseño innovadores los dio también el primer reloj de pulsera radiocontrolado del mundo, que se lanzó en el año 1990, el «Mega 1», que nació de la colaboración con Design.

Los años previos fueron años intensos, en los que la empresa, en 1970, presentó el primer reloj mujer de pulsera de cuarzo alemán, el «Astro-Quartz».

Los años 90 marcaron nuevos hitos y nuevas tendencias, con el primer reloj solar radiocontrolado en 1993 y el uso de materiales de alta tecnología, como la cerámica, el primer reloj radiocontrolado multifrecuencia y la consolidación de la colección mecánica.

Relojes Junghans celebró 150 años de historia de éxitos, conmemorados en el año 2011, fueron la ocasión ideal para mostrar tres modelos mecánicos de edición limitada y una nueva interpretación de las series clásicas como la línea Meister.

Por primera vez, Junghans combinó su técnica radiocontrolada multifrecuenica propia con la tecnología solar en una caja de cerámica. Su mecanismo especialmente plano, está equipado con la tecnología patentada Autoscan de Junghans, que permite la comunicación automática con el emisor de señal horaria actual y que sincroniza la hora durante los viajes.

La nueva línea «1972» tiene el lema de aquel año: «Tiempos de gran rendimiento deportivo”. Los modelos, basados en los conceptos de producto de aquella época, con una caja característica y unos toques de color alegres, recuerdan el estilo de los años 70.

La última tecnología en los Relojes de pulsera

Equipados con las más modernas tecnologías, hacen referencia a los éxitos deportivos como cronometrador oficial de los Juegos Olímpicos de Múnich de 1972, cuando Junghans revolucionó el mundo del deporte gracias a nuevos métodos de cronometraje, destacando, la legibilidad de precisión de una centésima de segundo en la primera foto en color.

El clásico del diseño max bill by junghans experimenta un crecimiento entre el público femenino gracias a una serie para señoras pensada para que sea cómoda de llevar.

El rediseño de un reloj de sobremesa, basado en los dibujos del diseño original de Max Bill del año 1958, completa la línea max bill by Junghans.

En la actualidad, Junghans se posiciona como una de las marcas de relojes más conocidas en Europa y aunque las exigencias en cuanto a los relojes pueden haber cambiado desde aquellos tiempos, la filosofía de Junghans sigue siendo la misma: Espíritu innovador y búsqueda constante de la precisión hasta en el último detalle, además de combinar manufactura artesanal tradicional con la más moderna tecnología relojera y un diseño apasionante.