Relojes Mujer Invicta

Los Mejores relojes de Mujer Invicta

El adjetivo “invictus” proveniente del latín, fue tomado para identificar una de las marcas de catálogo de relojes de mujer invicta que se destaca por ser insuperable, invencible pero muy especialmente irresistible. Es así como Reloj Invicta, la renombrada marca de Relojes de Mujer Invicta, fue fundada en el año 1837, en La Chaux-de-Fonds, una ciudad y comuna suiza del Cantón de Neuchâtel, capital del distrito con el mismo nombre y la cual debe su fama, entre otros atractivos, al arte de la relojería.

Raphael Picard, su creador, formó su emporio relojero a partir de una idea muy comercial: “que los mejores relojes suizos pudieran ser ofrecidos a precios modestos” y es así, como por más de un siglo, ésta pequeña pero perseverante compañía creó Relojes para señoras manuales y automáticos, de excepcional diseño y construcción.

El mérito de este afamado relojero suizo, radica en la creación del primer reloj mecánico sinuoso. Es así como Invicta, partiendo de la idea de producir relojes de señoras,  que destacaran por presentar una calidad impecable, comenzó a ofrecer un vasto catálogo relojes especiales invicta para mujeres, que recalcarán su estilo único y que fueran de cuerda automática.

Picard decidió que La Chaux-de-Fonds sería su centro de operaciones, ya que era un lugar con una amplia actividad comercial y ubicada cerca de la frontera suiza con Francia, zona muy conocida por su fabricación de relojes, de hecho, el Museo Internacional de Relojería se encuentra en ese lugar.

Picard hizo una elección consciente en el nombre «Invicta”, que significa “invencible” en América. El nombre resultó ser muy profético, dado que Reloj Invicta logró un total éxito de ventas de inmediato. Los compradores elogiaron la calidad del Reloj Invicta, ante todo por su precio súper económico. Sin embargo, en el año 1970, relojes Invicta enfrentó una dura competencia, ante la aparición en el mercado de los relojes de cuarzo y aunque Invicta tenía precios muy accesibles y una calidad incuestionable, los relojes de cuarzo eran muy novedosos y aún más baratos.

Tomando la condición de “invencible” tallado en su nombre y que constituía la marca de su visión como empresa, Invicta encontró una manera inteligente de transformar su negocio mediante la creación de Relojes especiales y únicos, usando materiales poco comunes y manteniendo su alto nivel artesanal. Es así como surge la edición limitada del reloj Subaqua NOMA, que tiene una piedra de meteorito dial y que convirtió a la marca Invicta en una de las favoritas entre los coleccionistas.

Hoy en día, esta marca posee la firma Invicta Pro Diver Limited Edition Pave Diamond de relojes hombre y relojes mujer, Invicta II Collection Limited Edition Diamond Watch.

La familia Picard conservó la propiedad de la compañía hasta 1991, cuando ésta fue comprada por Invicta inversión con sede en Estados Unidos, su sede actual; no obstante, descendientes de la familia Picard, restablecieron la firma, ciñéndose a los principios establecidos por Raphael Picard y gestionando la empresa con capital privado; asegurando el más absoluto estándar de calidad de cada reloj fabricado, gracias al control de todas las fases del proceso de producción, que constituye el mayor valor agregado y el éxito actual de la marca. Investigación, innovación, artesanía e inspiración, son los ingredientes de “Invicta Watch Group”, la cual ha evolucionado para convertirse en una de  las compañías relojeras con más alto crecimiento en el mercado.

Invicta fabrica relojes con una amplia variedad de metales: acero, titanio, aluminio, oro y platino, sin embargo, las piezas más modernas están fabricadas en acero quirúrgico 316L, el cual es de máxima calidad.

Deja un comentario