Relojes Mujer Omega

Omega es sin duda alguna, uno de las marcas de Relojes de Mujer más populares en el mundo entero, dada su antigüedad y experiencia comprobada en los más importantes eventos de la humanidad.

La marca de Reloj de Mujer Omega  fue fundada en el año 1848 en La Chaux-de-Fonds, en Suiza, por un joven relojero de apenas 23 años de edad llamado Louis Brandt, encargado de ensamblar y ajustar Relojes para señoras con partes que le proporcionaban los relojeros de la localidad.

A la muerte de Louis Brandt en el año 1879, sus dos hijos Louis-Paul y César Brandt, comenzaron a tener problemas con algunos suministros de partes de relojes con relación a la calidad, razón por la cual, abandonaron el ensamblaje de mecanismos de terceros y decidieron controlar su producción mediante el montaje de sus propios mecanismos, no sin antes trasladarse a la ciudad de Biel/Bienne en el año 1880, dadas las facilidades para encontrar mano de obra y mejores suministros. Los hermanos Brandt, destacaron por la creación de sus primeros calibres: Labrador y Gurzelen, además del famoso calibre Omega, muy exitosos en el mercado relojero.

Los hermanos Brandt murieron en el año 1903, dejando la compañía en manos de sus descendientes, de los cuales, el mayor, Paul-Emile Brandt, con apenas 24 años de edad, dirigió la empresa los siguientes cincuenta años.

Durante la Primera Guerra Mundial, comienza la producción de relojes de Mujer de pulsera. Es así como el Real Cuerpo Aéreo británico eligió en el año 1917 a los Relojes para señoras Omega como cronómetros oficiales para sus unidades de combate, pero dada la depresión económica que generó la guerra, finalmente la fábrica Reloj Omega de fusionó con la compañía Tissot, para formar el grupo relojero SSIH en Ginebra.

Son incontables los logros a nivel mundial de esta afamada empresa relojera, destacando en el año 1948, la presentación del primer reloj resistente al agua; en 1952, el inicio de la serie Constellation; en el año 1957, la promoción de Speedmaster, que pocos años alcanzaría fama en el espacio y en 1960 el impulso comercial de la gama DeVille; todos nombres  que representan las cuatro series actuales de la marca Reloj Omega para las Mujeres.

Bajo el liderazgo cincuentenario de Brandt y luego el de Joseph Reiser, el grupo SSIH continuó creciendo y creando, además de absorber muchas compañías, entre ellas Lémania, la cual fabricó los calibres cronográficos más famosos del catálogo de relojes de Mujer Omega.

No obstante, la época dorada de Reloj Omega sería en las décadas de los años 60 y 70, cuando con los astronautas llevaron el Speedmaster a la Luna, evento que le permitió a la compañía colocar en el catálogo de relojes para las señoras modelos tales como: Seamaster 300, PloProf, Flightmaster, Speedmaster Mk.II o f300Hz; luego que el Speedmaster, que fue adoptado por la NASA como «Reloj certificado oficialmente para todas las misiones tripuladas». El Omega Speedmaster fue nuevamente certificado por NASA en 1972 y en 1978 y hoy en día, aunque otros relojes de Mujer pueden ser usados en el transbordador espacial de la NASA, el único reloj autorizado para Actividad extravehicular sigue siendo el Speedmaster.

La crisis de los años 70, la fuerte competencia japonesa, aparte de la aparición de los mejores relojes de mujer Omega súper económicos elaborados de cuarzo, hizo que la industria relojera suiza se tambaleara y SIHH fuera embargada. El otro gran grupo relojero suizo, Allgemeine Schweizerische Uhrenindustrie AG (ASUAG), también andaba en dificultades. Después de una drástica reestructuración financiera, las dos compañías se fusionaron en el grupo ASUAG-SSIH en 1983 y dos años después, el creador de Swatch, Nicolas Hayek, tomó el control de la compañía, juntándola con Swatch y formando SMH, renombrada en 1998 como Grupo Swatch.

En 1998 Omega presenta el calibre 2500, con base ETAsa y la novedad de un escape coaxial inventado por el relojero británico George Daniels. En 2007 presenta el calibre 8500, que es manufactura realizada enteramente por Omega.

Omega ha sido cronometrador oficial de numerosas Olimpíadas desde Los Ángeles en 1932 hasta las de Brasil en 2016 dado sus incontables logros y adelantos tecnológicos en la materia, pudiendo citar: creación de la primera cámara foto-finish en el año 1949; presentación de un sistema electrónico de medición de tiempos en el año 1952; presentación del Omegascope en el año 1961, que superpone sobre la imagen en retransmisiones televisivas los tiempos cronometrados; introducción, en el año 1967 de los «paneles de contacto» para cronometrar los tiempos en natación, usados hasta hoy.

Entre los embajadores más reconocidos a nivel mundial de los relojes de mujer Omega, destacan figuras como: Buzz Aldrin, astronauta; Eugene Cernan, astronauta; George Clooney, actor; James Bond,  personaje  de ficción; Cindy Crawford, modelo; Sergio García, golfista; Nicole Kidman, actriz y Michael Phelps, nadador.

Relojes de Mujer Omega

Hoy día existen en el mercado auténticas joyas para los más caprichosos y aficionados a los relojes.

Relojes de mujer de alta gama y en todos los estilos: sport, casual, formal, elegante que reflejan la personalidad de su dueño y que cumplen todas las funciones que se desee y más.

Y es que este complemento no solo se ha convertido no solo en uno de los accesorios más demandados por los caballeros, sino en auténticas máquinas en pequeño que ayudan a  controlar nuestro tiempo, nuestras actividades, nuestro ritmo cardíaco, etc. de manera inigualable.

Y es que los Relojes de mujer han adquirido tal prestigio e interés actualmente, que muchas ocasiones todo un look se conforma en torno a ese reloj que tenemos y al que queremos darle un lugar muy especial dentro de nuestro outfit.

Algunos consejos para comprar un reloj.

Elige el reloj según el uso que le vayas a dar: Para un look gentleman por ejemplo lo mejor es elegir uno rectangular, con correa de cuero; para deportistas lo que realmente importa además por supuesto del diseño es que el reloj cumpla todas las funciones: termómetro, barómetro, etc.

Si lo que te gusta es estar a la última búscalos con la esfera grande (entre 42 y 48 mm de diámetro) y/o un aire deportivo.

Lo importante es que el reloj que vayas a comprar sea un amor a primera vista, ya que los relojes no se sustituyen todos los días.

El tamaño importa. Elige el reloj según tu complexión y tu muñeca. No lo elijas muy grande si eres bajito.

Si tienes la muñeca pequeña, no más de 15 cm, no escojas un reloj con una esfera con un diámetro superior a 40 mm.

Si por el contrario tu muñeca supera los 20 cm de diámetro, busca un reloj con un mínimo de 42 mm de diámetro.

Asegúrate de la calidad del reloj. Si vas a comprar un Reloj Especial es imprescindible que conozcas los materiales de los que está hecho, la garantía, el mecanismo, etc.

Si quieres o necesitas un reloj “básico de armario” apuesta por uno con correa de cuero.

Siempre te combinará con la correa del pantalón o los zapatos.

Lo mejor tener varios relojes para según la ocasión. Un reloj no es suficiente para cubrir todos los momentos y ocasiones. Para hombres coquetos que quieren ir siempre perfectos, lo mejor es tener más de uno.

Deja un comentario